¿A espada de quén?

Hace unos días nos reunimos un grupo de amigos en casa para cenar y catar todo tipo de bebidas espirituosas. Sin saber muy bien porque entre conversaciones varias salió el tema del programa Supermodelo 2007, al que The Monch y una servidora estamos enganchados. Para el que no lo conozca, se trata de un reality donde 12 niñas de 16 a 23 años aprenden modelaje y la que gane representará a España en el concurso internacional Elite Model Look. Es un programa muy entretenido donde se pueden encontrar grandes momentos como:

- Niñah, que man cogío pa la sesión de fotoh de ropa surf en Santander ¿ande está Santander?

- Yo puedo llevar el pelo suelto como recogido (léase: tu llevas las orejas desabrochadas)

- ¡¡¡Porca Troya!!! (el profesor italiano de pasarela cuando haciéndolas desfilar a ciegas se despista y no avisa del final de la pasarela...) o

- El momento en el que Judith Mascó, de la que creíamos en la primera edición que era tartamuda, se arranca con un: "María Vicente siente la espada de Democles sobre su cabeza". ¿A espada de quén?


Según mis amigos la pobre no se había equivocado: "es el acento catalán que le puede". No sé si será verdad, pero gracias a la ayuda inestimable de la enciclopedia Espasa, que lleva muuuchos años combando la madera de las estanterías, recordamos y descubrimos a dos grandes personajes de la historia:

Damocles: Cortesano de Dionisio, tirano de Siracusa, que vivió en el siglo V a. de C. Como envidiaba la fortuna del rey, éste le ofreció por un día su trono, sobre el que Damocles vió una espada suspendida de una crin de caballo y amenazando su cabeza, con lo cual Dionisio le quiso dar a entender que no era envidiable la situación de los tiranos.

Democles (el Hermoso): Joven ateniense de gran belleza que, para escapar a los deseos libidinosos de Demetrio Poliorcetes (que perseguía a quienes trataban de eludir sus galanterías), se precipitó en una caldera de agua hirviendo, suscitando, más que la admiración, el estupor de sus conciudadanos, poco avezados a semejantes ejemplos de pudor y de esquivez, el año 301 a. de C.

Por lo tanto, mejor que estar bajo la espada de Democles sería mucho más acertado decir cosas como: eres más deseado que la 'espada' de Democles o estás más caliente que la 'espada' de Democles... Se me ocurre alguna que otra cosilla más, pero este blog es para todos los públicos...

8 comentarios:

pelotita dijo...

Y frases memorables tipo; "a-mo avé, Raqué, iyo no tepueo savá siempre",.... que, acto seguido, sólo se te viene a la cabeza contestar; " y ariquitáun, achilipú y a TOCOTÓ" ;) BICOS, Y ENHORABUENA POR LA NUEVA ETAPA QUE HOY COMENZÁIS....; )

La navaja en el ojo dijo...

Pues no conocía yo al Democles éste, pero sí, seguro que su espada es mucho más interesante que la de Damocles.

Tocotó dijo...

Pufff, Pelotita, al final todavía no hemos cerrado nada, aun estamos en ello... unos desastres...

Y sí Navaja, una historia de lo más interesante la de Democles ¿verdad?

La interrogación dijo...

jajajaj, y ¿Porqué será menos famoso el pobre Democles? Con su belleza habría arrasado en el concurso.

Vicisitud y Sordidez dijo...

¡Atchon Burike!

Democles pasa a mi particular olimpo de la sordidez, al lado de Kimi.

aminuscula dijo...

Jajajajajajajajajajaja! no tengo más que decir, me hace mucha gracia tu post.

Zebedeo dijo...

Haber avisado de que este blog era para todos los públicos, yo que tenía pensado que era un blog erótico-festivo me he llevado un chasco que no veas.

Además para tu información el programa se llama supermodelo porque al terminarlo las rocían con gasolina súper y les prenden fuego, por lo menos las chicas sirven para hacer un churrasquito (aunque con poca carne)

Por cierto Democles prefería estar cocido (que no borracho) a que lo ensartaran con la espada fuera Demetrio, Damocles o otro del barrio de Chueca.

La navaja en el ojo dijo...

Tocotó: ha sido usted memeizada: http://lanavajaenelojo.blogspot.com/2007/11/estn-los-que-te-gustan-en-alguna-de.html