El ogro es ginecólogo

Hacía más de tres años que no lo visitaba y mi amiga enfermera no paraba de recordármelo. "Ya, ya lo sé, hay que ir una vez al año, pero es que me da una pereza" respondía. Realmente, pereza no es la palabra. Todo el que haya visto la camilla de un ginecólogo me entenderá perfectamente.

Dado que no me decidía y como ella estaba trabajando en ese momento en planificación familiar, sin mediar palabra me pidió cita para la semana siguiente con una advertencia: "he concertado la cita con el Dr. Fulano, es más seco que el Dr. Mengano, pero hace mejor las exploraciones y yo creo que es más de fiar."


Quedamos y fuimos juntas hacia la consulta, no había nadie en la sala de espera, cosa rara en la sanidad pública y nos llamaron nada más llegar.

Dr. Fulano: "Buenos días, dígame señorita ¿a usted no la han llamado para anular la cita de hoy?" (ya asomaba el temido carácter seco del doctor)
Tocotó: "Pues no" (iba asomando mi escudo defensivo)
Dr. Fulano: "¡Qué raro!, han avisado a todos los pacientes de hoy" (tonillo irónico)
Tocotó: "¡Ah! Puede ser, es que estos días no estamos en la ciudad, con el buen tiempo nos hemos ido unas semanitas a la playa" (la sonrisa amable no conmovía al doctor que me miraba incrédulo)
Dr. Fulano: "Pues es usted la única paciente del día" (se frotaba la frente malhumorado)
Tocotó: "Lo siento muchísimo, si quiere vengo otro día..." (aunque no tenía culpa, me puse roja hasta las orejas)
Dr. Fulano: "No, no , ya la atiendo hoy..."
Tras tan buena introducción, ya deduje que el Dr. Fulano me odiaba a muerte por fastidiarle su día libre y estaba claro que el resto de la consulta sería en el mismo tono. Comenzó el cuestionario:

Dr. Fulano: "Fecha de la última regla"
Tocotó: (seria y roja como nunca) "Hace dos semanas"
Dr. Fulano: "Fecha exacta de la última regla" (repitió subiendo el tono de voz a la vez que me acercaba de un empujón un calendario de mesa)
Tocotó: "Ehhh, ummm, vamos a ver ¿qué día es hoy…? Pues fue…, ummmm, a ver..." (con los nervios no encontraba el día exacto y rápidamente escribió un hiriente no sabe con mayúsculas. Si me hubiese dejado 10 segundos más. Mis nervios se descontrolaban)
Dr. Fulano: "¿Relaciones normales?"
Tocotó: "El domingo" (contesté en 3 micras de segundo con una mirada victoriosa, seguro que otras no le contestaban tan rápido...)
Dr. Fulano: "¿Relaciones normales?" (el tono de voz se incrementaba sospechosamente)
Tocotó: "El domingo, el domingo…" (repetía incansable)
Dr. Fulano: “Que si sus relaciones son normales señorita”
Tocotó: “Sí…” (sin comentarios…)
El resto de la consulta fue lo habitual, lo que sucede en esa camilla tan poco ergonómica, y es obvio que no daré detalles. Ya hace tiempo de esa visita y va tocando una nueva revisión. Lo que está clarísimo es que llevaré todas las fechas bien memorizadas y que no pienso volver a ver al Dr. Fulano . Ahora lo único que me falta son las ganas y el valor para levantar el teléfono y pedir cita.

27 comentarios:

Javier López Clemente dijo...

Ahora entiendo ese desquiciamiento anual que sufre mi señora esposa.
A veces, entre sus hermanas, las veo cuchichear acerca de los ginecológos del Ambulatorio del Barrio... creo que a uno de ellos, seco, soso y un poco mal educado, le están preparando una encerrona.

Salu2 Córneos.

Tocotó dijo...

Pues del resultado de esa encerrona quiero estar bien informada, nunca se sabe cuando puede hacerte falta...

Bienvenido al blog Javier.

Zebedeo dijo...

Yo nunca he visitado a un ginecólogo, pero sé lo que es un médico borde de la Seguridad Social, ni que no cobraran lo que están haciendo. Van de chulos como si te estuvieran haciendo un favor cuando el favor se lo haces tú a ellos dándoles trabajo.
Ahora sí, debes ir igual, cambias de ginecólogo y punto.
Dan ganas de mandar a ese ginecólogo al urólogo :)

pelotita dijo...

jajajaja
Verídico lo que cuentas ;)
En mi caso, mi doctor fulanito particular, en mi primera consulta, y entre todas las preguntas de rigor, me dijo;
-¿Relaciones???
-mmmmmmmmmmm( pensaba yo)
-SÍ o NO???, dijo-
-Sí, contesté. Pero realmente estaba pensando en decirle" cuando se puede... " ;)
Así que él ya se anticipó a la pregunta, por si acaso comenzaba a divagar...la costumbre del buen hombre, me imagino, que estará ya hecho a toda clase de respuestas.
El caso es que yo lo prefiero así, seco, a la par que profesional. ¿Porque te imaginas al tío haciendo chistes carentes de gracia mientras estás ahí, recostada en el sillón ergonómico???

pelotita dijo...

cosas que tienen las relaciones a distancia,hija, que una va a tener que reproducirse por esporas...jiji

Tocotó dijo...

Hombre Zebedeo, hay de todo, yo no tengo queja con los médicos que me han tocado la seguridad social, pero es que el Dr. Fulano se pasaba de seco. Aunque también tiene razón Pelotita, el colegueo en el ginecólogo no creo que sea de lo más deseable, igual un punto medio, una media sonrisa de vez en cuando para quitarte los nervios y ese tipo de cosas...

En lo de las relaciones a distancia somos unas expertas ¿verdad? Por eso yo me acordaba tan bien de determinadas fechas jejeje.

La navaja en el ojo dijo...

Je, je, je, este post me recuerda a los de http://www.tripartitas.bitacoras.com/ Arpía's Corner.

Para mí es un suplicio ir a la ginecóloga, pero porque me hace esperar dos horas como regla general y luego tarda tres minutos en verte. Si encima la llaman para asistir un parto, ya la espera puede ser de cuatro horitas sin ningún problema. Ella es maja, pero tiene ideas un poco desagradables, como la de operarla a una y cosas así.

Tocotó dijo...

Normal que te recuerde a las coversaciones de Trinidad (blog muy recomendable) y aunque suene a copia, en mi favor he de decir que era la mejor manera de plasmar lo que ocurrió en esa consulta...

Rutipiti dijo...

Uy, va a ser que vamos al mismo ginecólogo...

La hormiguita dijo...

Me suena el personaje. Pero ánimo y al teléfono.

Un beso

aminuscula dijo...

Uf, uf, uf... ni me cuentes. Creo que uno de los exámenes de especialización consiste en mostrarse lo más tarado posible. Mis primeros años de víctima ginecologica iba cambiando de Fulanito con la (absurda, ahora lo sé) esperanza de encontrar uno más... no sé, nomal...

Me has hecho reír. Un abrazo.

Tocotó dijo...

Es verdad hormiguita, valor y al toro, antes de que acabe el mes llamo y pido cita. A ver si esta determinación no se queda en uno de esos buenos propósitos del año nuevo que luego na de na...

Yo conozco un Dr. Mengano muy majete, pero es mu caro... No sé si el precio valdrá la pena por no aguantar a otro Dr. Fulano de la vida... Me lo pensaré, pero no más de 15 días ¡¡¡qué se acaba el mes!!!

david santos dijo...

Tocotó, hola!
Muy bueno. Gracias.

Bliss dijo...

Hombre, pues creo que prefiero una visita diaria al ginecólogo durante un año, aunque sea el Doctor Fulano, que un rato (aunque sea en la sala de espera) en la consulta del dentista :S

lineasdesordenadas dijo...

jajaja ahora contado parece cómico, pero lo pasarias mal, yo también tengo que ir así que entiendo tu pereza...

Tocotó dijo...

Antes de nada, bienvenidos al blog.

En cuanto a lo de dentista o ginecólogo, Bliss, yo me quedo con el dentista, será que la mía me lleva torturando desde que hacía prácticas conmigo mientras hacía la carrera y no hay queja... Pero el ginecólogo...

Gracias por la comprensión líneasdesordenadas y sí, lo pasé un poquillo mal, pero no me queda otra que volver... Resignación y crucemos los dedos para que el próxim@ sea más majete.

laonza dijo...

Hola tocotó creo que no hay mujer en el mundo que no te entienda... y es que además de incómodo, insufrible, intolerable y todos los in que existen...como te toque un resentido de esos fulanos que abundan... es ya la muerte... no vuelvas y estoy deacuerdo con zebedeo que vaya fulano al urólogo pá que vea lo que es bueno
saludos

Tocotó dijo...

Hola Laonza, gracias por la visita. En cuanto a lo del ginecólogo, no me queda otra que volver, pero antes me informaré bien sobre el médico en cuestión.

Noa- dijo...

Gracias por tu paso y tus palabras en mi rincón.

Saludos y ánimo para realizar esa llamada antes de final de mes.

Peca dijo...

Desde luego que es un rato desagradable ir pero no nos queda otra.Es muy gracioso lo de las relaciones "normales", habría que preguntarle al médico que por favor nos explicara que entiende el por "normales" (a saber...).
Luego al potro de tortura ese que te hacen sentir como un trozo de carne colgado de un gancho en una carnicería agggg. (Yo también odio ir, ¿se nota?).

Tocotó dijo...

Eso también lo pensaba yo después, a ¿qué se referirá con lo de normales?... Al llegar a casa y ya en frío se te ocurren mil barbaridades que soltarle al doctor en cuanto a normalidad se refiere, pero como siempre, las buenas contestaciones nunca surgen en caliente...

the monch dijo...

Hummm, no sé, no sé...

Ya se dice que el ginecólogo trabaja donde otros se divierten y eso siempre resulta controvertido, sobre todo con chicas como vosotras que rezumáis jovialidad y lozanía por los cuatro costados. Pero por lo que dices parece bastante profesional.

Recuerdo que alguien me contó, no hace mucho, que para que le vieran la rodilla tuvo que descubrirse de cintura para arriba. Juraría que la última vez que la ví estaba entre el muslo y la pantorrilla.

En fin, ya os contaré del urólogo cuando me toque, que la próstata ya no es lo que era....

The Monch

Tocotó dijo...

Los años no pasan en balde, The Monch, pero te conservas resultón ¿eh?...

pelotita dijo...

JAJAJAJA
The Monch:
Lo de la rodilla es verídico. Acudí a la consulta del traumatólogo porque llevaba tiempo con un dolor constante en la rodilla derecha. Al llegar allí, el doctor me dijo;"señorita, pase a la sala contigua y descúbrase"(ya el verbo no es muy apropiado, pero bueno).Total, que me descubrí, pero me dejé los calcetines, que digo yo, no obstruyen en el CAMPO VISUAL. Tal y como imagináis, ME LOS HIZO QUITAR!!!total, que no me encontró nada. Normal también teniendo en cuenta mi hipocondría particular ;)

(ahora me duele la izquierda )...

Ofelia Lopez Pez dijo...

El mio, es de los secos...y te hace sentir en una peli porno.
Conforme te ve llegar, dice, desnudese y abra las piernas...

Ni un triste buenos dias...¡¡

Tocotó dijo...

Vaya, después de eso, el mío casi que parece un mimosín... Ánimo

Mary Lovecraft dijo...

joer Tocotó (tu nick viene muy a los ginecólogos jejej) pues aunque parezca muy tópico, intenta ver a una gine femenina a ver si con eso que dicen de que al ser mujer se pueden identificar más con nosotras, tienes más suerte...aunque de siesos está el mundo sembrao, las cosas como son.

un abrazote maja!