Ocho cosas sobre mi que no sabéis

Mi querido Vicisitud me ha incluido en unos de esos memes a los que siempre he tenido manía y que pensé que nunca me tocaría contestar, pero viniendo de él y tras leer sus fantásticas confesiones no me queda más remedio que cumplir, así que ahí van:

1. Soy muy miedosa y asustadiza y no me gusta nada la oscuridad.

2. Puedo parecer muy extrovertida y lanzada pero en el fondo soy una persona muy tímida.No soporto que me graben en vídeo y cuando lo hacen, me quedo petrificada. Aun recuerdo mi tartamudeo y mi falta de memoria cuando, hace unos años, la telegaita me preguntó por The Pretenders instantes antes de que empezase el concierto. No me acordé de ningún título por lo que, mientras la cámara me enfocaba, le preguntaba impaciente a The Monch por cada canción, sonreía como el Cordobés y tartamudeaba al mismo tiempo. Como no, no salí en la tele, pero The Monch tuvo sus segundos de gloria. Desparpajo que tiene el chico...

3. Me revienta que me agarren de los brazos y no poder moverme a mi antojo, es como una especie de brazoclaustrofobia. ¿Será porque gesticulo mucho cuando hablo?

4. Me ponen nerviosa las arrugas en los manteles o las alfombras, los cuadros torcidos y determinados sonidos, como el de comerse las uñas, o masticar con la boca abierta... Parezco un poco maniática, pero se me aguanta bien.

5. Dicen que conduzco bien, aunque soy un poco brusca y de claxon fácil. De todos modos lo mío es el claxon docente, es decir, un pitido de Tocotó="que sepas que lo que has hecho está mal y ni se te ocurra volver a repetirlo". Eso sí, cuando estoy un poco nerviosa el claxon va acompañado de todo tipo de improperios más propios de una camionera que de una pulpita con clase.

6. Como buena gallega añado el típico -iñ@ a multitud de palabras y en multitud de ciudades NO gallegas. El graciñas no lo suelto, pero el hombriño y el mulleriña tampoco y acabo pasando una vergüenciña tremenda.

7. Unos carnavales me disfracé de Sabrina Salerno con unas macrotetas postizas, un top negro de terciopelo de mi santa madre y un short vaquero. Por aquel entonces tenía el pelo corto y gafas de pasta tamaño azafata del 1, 2, 3. Menos mal que fui consciente de las pintas y al final no salí de casa de esa guisa.

8. Un día tuve un pequeño apretón en el Corte Inglés y cuando accioné la cisterna noté como el agua ascendía y ascendía sin trazas de volver a bajar. Huí despavorida ante la mirada atónita de la señora de limpieza que entraba en los baños en esos momentos. Seguro que todavía se está acordando de toda mi familia pulpeira...

Creo que ya es suficiente por hoy, además como soy buena no pasaré este meme a nadie, eso sí que todo el mundo se sienta libre de contar sus intimidades cuando quiera y por supuesto que me avise...

13 comentarios:

the monch dijo...

Está claro que, entonces, tu "colmo de los colmos" favorito es agarrarte por un braciño mientras me muerdo las uñiñas y muevo algunos cuadriños alternativamente. Todo esto a oscuras, dentro del cochiño (para que puedas tocar el claxonciño) y con una camariña de video infrarroja en un tripodiño grabando tu cariña de espanto.

Creo que no lo voy a probar nunca, más que nada porque temo a tu claxonciño docente...

Por cierto, ¡no reniegues del iñ@ mulleriña!, es marca de la casa.

The Monch

Foquiño lindisimo dijo...

Desde luego, si sois capaces de hacer todo eso dentro de un coche (parece más bien una peli porno...Sobre todo me ha dejado fascinada lo de mover los "cuadriños del coche"...), si sois capaces de todo eso, me pido ser el "tripodiño" pa poder grabar in situ la escena mientras me parto de risa...Felices vacaciones

PD.: Sé que soy una ignorante pero ¿que coño es un "meme"?me volveis loca con tanto nombre raro

Carolina dijo...

éste ha estado mucha más divertido que otros que he leido, y por cierto, me uno a tí en la 4, totalmente!!!

migue dijo...

Disfrazarse de Sabrina... en que estarías pensando!!

A esas tetas no les puedes poner el iñ@ detrás :)

Vicisitud y Sordidez dijo...

¿Arrugas en los manteles? ¿Como las manchas de vino en el mantel a nuestro santo padre?

Recuerdo cuando, estando tajado, derramé aposta el vaso de vino en sus narices haciendo un "¡Ha ha!". Su parálisis e incredulidad fueron míticas.

Creo que la próxima cena familiar ya sé lo que te faré.

La navaja en el ojo dijo...

Qué bueno, the Monch. Pero comprendo que no te atrevas. Ya me da miedo comerme las uñas o algo así. jeje.

Lo de El Corte Inglés me pasó a mí muy parecido, pero ¡¡¡¡HORROR!!! en el colegio. Tuve la suerte de que apenas se enteró nadie, aunque se montó una buena, porque, si no, ya me imagino los mil motes después de ésa.

Bliss dijo...

Por lo que voy descubriendo de tí, lo que me queda bastante claro es que te las pintas sola para salir más o menos indemne de los episodios escatológicos en los que involuntariamente te metes (momento ascensor y momento Corte Inglés) ;-)

Laurita dijo...

¿Donde se ha metido usted, sita Tocotó?

Tocotó dijo...

Buenas Laurita, estoy de vuelta en el trabajo y además con un montón de cosas por hacer... Pero espero estar de vuelta en breve, palabrota de honor.

javi brasil dijo...

Querida Tocotó:

Me he sentido identificado con tu punto 8. Terrible momento.

Tocotó dijo...

Cuente, cuente, Don Javi, que me entere yo de su momento nescafé... ;-)

Cayetana Altovoltaje dijo...

¡Así que eres galega! Ahora me explico lo del pulpito... por cierto, es una monada, ¿sabes dónde puedo encontrar algo parecido? Yo soy solo medio gallega, pero tengo debilidad por los pulpos y pulpeiros...

Tocotó dijo...

Muy buenas cayetana, el pulpo lo compramos en A Coruña en el acuario La casa de los Peces, yo quería un rodaballo, pero no había ninguno...

Así que debilidad por los pulpeiros... ¿los de Carballiño?...