La madre de Tocotó

La madre de Tocotó es alta, delgada, con el pelo corto castaño claro y unas mechas rubias fruto de la coquetería y unas cuantas canas. Debería usar gafas, pero ¡ay!, el peso en su estilizada nariz le molesta. Cocina como nadie y en cantidades industriales como buena madre gallega. Es lanzada para hacer inversiones, planificar gastos o cualquier otra cuestión económica, de hecho, es la jefa haciendo las declaraciones de la renta de compañeros y familiares, consiguiendo llenar la casa de cajas de bombones de agradecimiento. Sin embargo, se vuelve loca para escoger la ropa para ir a trabajar.

Es una lectora tardía, pero muy aplicada. Tiene especial afición por las plantas y es capaz de memorizar los extraños nombres de las más de 15 especies diferentes que adornan los metros de jardinera del porche de casa:

Tocotó: La planta de la esquina ¿cuál es?
Mamá: Esa es el lacto-spermo.
Tocotó: Vaya que sugerente... (Internet nos descubrió días después que su verdadero nombre era lepto-spermo, pero no le hicimos caso, ¿¿¿quién sabe más que mamá sobre plantas???)

Es una experta en lidiar con la pandilla de "chiflados" que tiene por familia, Tocotó y Vicisitud son una fiel muestra de ello. Es más, para estar al tanto de todas nuestras locuras, ha asistido a un curso de Internet y ahora es asidua de nuestros blogs junto con el de La Navaja en el ojo, su nuera favorita. Su próximo paso será publicar comentarios. Se escabulle diciendo que no tiene inventiva, pero es la peor excusa que podría poner y una muestra de ello serían los siguientes momentos nescafé:

Cuando éramos pequeños, su paciencia sin igual quedaba plasmada en ser la encargada de leernos todas las instrucciones de los juegos que nos regalaban en fechas señaladas. Unas navidades, uno de los paquetes era el juego de mesa superhéroes del cual el único recuerdo que tengo es el que paso a relatar a continuación.



Mamá: Sentaros ahí que vamos a ver como se juega a esto (coge las instrucciones y se dipone a iluminarnos). (...) se lanza el dado y se avanza tanto como indique el resultado (...) Durante el transcurso del juego, si el superhéroe se encuentra con un supersevillano (¿ein?), se toma una carta del montón y se procede a lanzar el dado sumando a la puntuación obtenida la que aparece en la tarjeta. Si gana el supersevillano, se retrocede a la salida. En caso contrario, se continúa con la partida. (Así estuvo un buen rato hasta que acabó con el libro de instrucciones).
Vicisitud: Mamá, ¿estás segura que pone supersevillanos? qué raro, ¿atacarán con unas castañuelas?
Mamá: Ups, los supervillanos...

Hace cuatro años. Decidió comprar unos auriculares inalámbricos a Vicisitud, así podría pasearse por casa a gusto con su música favorita a un volumen brutal y sin enloquecer a los vecinos, ni a Navaja. Una tarde de compras navideñas, tras echar una visual en una tienda de música, asustadas por el precio de los auriculares, decidimos ir al Corte Inglés. Una vez en la sección adecuada, la escucho susurrarme:

Mamá: Fíjate en la marca, los que vimos en la otra tienda eran marca "birulés" (o así lo pronunció)
Tocotó: Pues esa no me suena, qué raro, y encima con ese precio...

Tras buscar durante un rato en una estantería repleta de auriculares, una palabra grabada en cada una de las cajas me llamaba poderosamente la atención, ¡¡¡wireless!!! No, no podía ser. Misteriosamente, todos los paquetes eran de la misma "marca"... Compramos el regalo y nos fuimos con un par de lagrimones en cada mejilla. Desde entonces cualquier red inalámbrica se llama Birulés (la de casa también, como no) en honor a las soberanas carcajadas de ese día.

A lo mejor a alguien se le ocurre pensar que la madre de Tocotó está igual de chiflada que su hija, pero no... en este artículo se puede ver de dónde ha heredado Tocotó cada una de sus rarezas y el porcentaje asociado a su madre es pequeño, aunque de mucha calidad... Mi santa madre, es una persona especial, ¡qué digo especial!, espectacular y por ello se merecía un post en esta recién inaugurada bitácora.

9 comentarios:

mama de tocoto dijo...

me parece que este año Gordinflas va a tener problemas con el vuelo aereo, ya que compro los billetes en Air-Madrid y habra alguien que se quede sin regalos...

Tocotó dijo...

Ups, pero me parece que fomento está ayudando a los afectados, malo será que al señor Gordinflas, más conocido como Papá Noel, no le encuentren un hueco, sino imagina... ¡¡¡Qué desastre de navidades!!!

Eres una fenómena y ole por estrenarte en este blog. Besos mil.

Foquiño dijo...

¡Viva la madre de Tocotó! Como su hija, nos ha bridado (y espero que lo siga haciendo)grandes momentos de risas...además de unas fantásticas albóndigas (de las mejores que he tomado).Un besazo a las dos

Tocotó dijo...

Petete decía un día, que usted y yo, Foquiño, haríamos un fantástico dúo humorístico. Pero... ¿qué me dice de su santa madre y la mía juntas? Yo creo que nos quitarían el puesto...

Foquiño dijo...

Jajajaja, sería sin duda un éxito absoluto...porque mi madre también es fantástica....Vaya suerte que hemos tenido con las dos ¿verdad tocotó? y es que son las mejores madres del mundo...

Vicisitud y Sordidez dijo...

El artículo, bello, sólo araña una ínfima parte de la superficie. Frases como "Pues qué puticlub tan bonito os ha quedado" o "¿Cómo van a saber en Renfe si los viajeros son soplapollas o no?" demuestran, como cantaba Battiato, que "hay más".

Still, el supersevillanismo es un claro highlight. Casi no me lo creía cuando, hace cosa de un año, me puse a montar la teleserie "Supervillanos". Al final del montaje más delirante en el que he participado, el director, el realizador y todo el equipo de postproducción ya habíamos rebautizado la serie como "Supersevillanos".

Coincidencias cósmicas, como una que me ocurrió ayer:

Se trata de que, por culpa de un primitivo libro de poemas de Antón Reixa, suelo decir frecuentemente un "¡Cristo en Biafra!" (también derivado a "Cristo en Tafalla" o "Cristo en fallas" cuando estoy delante de algún valenciano). Bien, pues en la peli que estoy montando ahora, Antón Reixa es uno de los coproductores. No sólo eso sino que, otro de los coproductores inlgleses, Invicta Films, tenía un proyecto no filmado llamado "Jesuschrist Airlines" sobre pilotos que volaban a... ¡Biafra! Cuando le intenté explicar esta coincidencia a la productora servo-británica, creo que su cabeza estalló.

La navaja en el ojo dijo...

Ayer puse aquí un comentario y no ha aparecido. Bueno, hablaba de los Supersevillanos, así que ya está dicho.

La navaja en el ojo dijo...

No sólo de eso, sino también de que se me está haciendo la boca agua desde ya de pensar en los suculentos platos que degustaré a partir de mañana.... Ummmm.... Doy fe de que cocina como nadie. Y sobre lo de las cantidades también, claro.

Mary Lovecraft dijo...

Vaya, yo preguntando más arriba por ella ¡y aquí está! la mamá de Tocotó ¡no me lo puedo creer!

un beso gordo para usted y otro para su nena Tocotó que nos la trajo acá! ;)